María

/María Sempere

About María Sempere

This author has not yet filled in any details.
So far María Sempere has created 27 blog entries.

Cookies: qué son y la legalidad vigente

Si estás leyendo estas líneas sobre las conocidas cookies de Internet, seguro que has sido testigo de la cantidad de avisos que saltan continuamente durante la navegación en todo tipo de páginas web. Bien, pero… ¿Qué son las cookies?

Podríamos decir que se trata de un pequeño archivo informático que se almacena en el servidor de Internet que estás usando y puede contener información de varios tipos. La realidad es que las cookies no son ninguna novedad actual, sino que surgieron hace muchísimos años. El origen de estos archivos de Internet se establece en las tiendas online más antiguas.

Sabrás, si has comprado online alguna vez, que es posible mandar productos al carrito de la tienda y seguir navegando para continuar con el proceso de compra. Pues la única forma de poder tener artículos en el carrito y seguir comprando es mediante una cookie que se instala en el navegador para que este recuerde lo que hay en el proceso de compra online.

En principio, este tipo de cookies son muy necesarias y no aportan más información que la estrictamente oportuna para que la experiencia durante la navegación sea óptima. Pero el problema viene con el desarrollo de estos archivos y el uso que se les da en la actualidad.

¿Para qué se usan las cookies?

Uno de los usos de las cookies son los que ya hemos mencionado anteriormente. Además, resultan muy útiles para optimizar la experiencia del usuario en Internet. Para las redes sociales, son perfectas ya que al introducir la contraseña una vez e iniciar sesión en la misma, esta permanece abierta en todo momento, a no ser que la cerremos. Obviamente, esto facilita la navegación y evita que tengamos que andar escribiendo las contraseñas cada vez que pretendemos acceder a la red social en cuestión.

Por otra parte, están las conocidas como cookies publicitarias. Estos archivos son los que se convierten en los más complicados. Son capaces de almacenar información sensible de todo lo que hacemos durante nuestra navegación online. Y aquí es donde entra la Ley de cookies del año 2012. Estos archivos publicitarios permiten a las empresas online tener cierta información sensible del usuario a su disposición.

Seguro que en más de una ocasión has notado que tras ver algún producto a través de Internet, los anuncios que recibes en tu navegación van enfocados a este tipo de servicios o productos. Esto es porque las cookies publicitarias pretenden ofrecer publicidad personalizada, para aumentar las probabilidades de venta online.

El nacimiento de la ley respecto a las cookies

Fue en marzo del año 2012 cuando entro en vigor la ley relativa a las cookies. Lo que se pretende con ella es que el uso de estos archivos sea el adecuado. Por ello, es de obligado cumplimiento que los portales web informen al usuario del uso y tratamiento que se da a esas cookies.

No obstante, existen algunas cookies que no requieren autorización expresa por parte del que navega por Internet para ser usadas. Se trata de los archivos necesarios para el correcto funcionamiento de la web en cuestión. Es decir, todas las cookies que se utilizan para que la página web funcione debidamente, como las del carrito de la compra, no es necesario que se aprueben. Aunque sí que deben aparecer en los textos legales de la web.

Por el contrario, las cookies que permiten identificar o aportan información sobre los gustos del usuario deben de ser aceptadas en todo momento. Y estas son las que aparecen en las páginas web solicitando nuestra aceptación. Aceptarlas o no está en mano de cada persona.

By | diciembre 27th, 2016|General, Noticias LOPD|0 Comments

Adaptación de una página web a la LOPD: pasos a seguir

La pasada semana explicamos la importancia de adaptar una web a la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Ya comentamos los derechos y obligaciones que debe seguir cualquier negocio de base digital y tecnológica. Pero, ¿Cómo se debe de realizar esa adaptación? Obviamente, poner en manos de profesionales el proceso sería lo ideal. Para ello, el software de adaptación a la LOPD de TecnoLOPD es perfecto.

No obstante, es importante conocer los pasos que debe llevar a cabo cualquier portal online para estar debidamente adaptado a las exigencias de la Ley de Protección de Datos. Además, esto es primordial para evitar las posibles sanciones y multas de la Agencia Española de Protección de Datos. Teniendo en cuenta el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, cualquier negocio digital debe de proteger la información personal de todos los usuarios.

Cómo adaptar la web a la LOPD

  1. Informar de los ficheros

La ley vigente exige que cada página web informe debidamente a la AEPD de los ficheros en los que organizan los datos personales que recogen. Para ello, es necesario auditar el portal online y averiguar cuáles son esos ficheros. Esto es fundamental, ya que establecerá el nivel de protección a aplicar (alto, medio o bajo).

Cada fichero debe de cumplimentarse y notificarse a la Agencia Española de Protección de Datos. Para ello se puede recurrir a la presentación online o en papel.

Si tu página web recurre a las Transferencias Internacionales de Datos (fuera de la Unión Europea) es importante que lo notifiques a la AEPD de forma expresa.

  1. Textos legales obligatorios

La legalidad vigente se ha puesto muy dura frente a esta cuestión. Por ello, publicar los textos legales en cualquier negocio online es importantísimo. Se trata del aviso legal, la política de privacidad, la política de cookies y las condiciones de contratación. Toda la información que se aporta en estos textos debe de ser concisa y clara.

–          Política de privacidad: en este texto legal se debe de identificar al responsable de tratamiento de los datos que se recogen a través de la página web, además de todos los datos fiscales y de contactos de la empresa o persona que se esconde detrás de dicho portal. Hay que explicar cuál es el fin del tratamiento de los datos y especificar que esos datos serán debidamente protegidos. Aquí hay que incluir los famosos derechos ARCO, de acceso, rectificación, cancelación u oposición.

–          Las cookies: seguro que has visto infinidad de alertas de cookies en tus visitas a diferentes webs. La Ley exige que se informe al usuario de ello. En este texto legal se debe explicar qué son las cookies y solicitar la aceptación o no de las mismas. En otro artículo hablaremos más detenidamente de las cookies.

–          Aviso legal: se trata de uno de los textos fundamentales para cualquier entorno online. Se debe informar del uso de los datos y de las obligaciones específicas derivadas de la LOPD.

–          Condiciones de contratación: se trata de un complejo texto legal que solamente debe incluirse en el caso de que la página web venda productos o servicios. Aquí es importante especificar todas las condiciones de la compra, como el precio, gastos de envío, plazos de entrega y devolución, formas de pago, derechos y obligaciones del usuario, etc.

  1. Formularios online

La Ley de Protección de Datos especifica claramente la necesidad de que el usuario o cliente esté perfectamente informado sobre el uso que se dará a sus datos. Por ello, si se colocan formularios de contacto, que recogen datos online, habrá que pedir al usuario que acepte o deniegue el tratamiento de los mismos.

  1. Doble opt in

Se trata de la doble aceptación del usuario a la recogida de sus datos a través de registros y formularios online.

Básicamente estos son los pasos más característicos a la hora de adaptar una página web a la LOPD. No obstante, las necesidades pueden variar en función del tratamiento que se da a los datos o de las especificidades propias de cada portal online. Por ejemplo, si hay cesiones de datos con terceros, es imprescindible informar de ello. Por este motivo, la auditoría previa es tan importante.

*Aviso legal: este artículo es propiedad en exclusiva de TecnoLOPD. No está permitida su reproducción total o parcial sin el consentimiento previo del propietario.

By | diciembre 2nd, 2016|Sin categoría|2 Comments

Adaptación de una página web a la LOPD I: derechos y obligaciones

Con el auge de las nuevas tecnologías y la creciente globalización tecnológica que estamos viviendo, proteger los datos de los usuarios que acceden a cualquier página web se convierte en una prioridad. La Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), así como la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) establecen unas condiciones necesarias y de obligado cumplimiento para todo aquel que recoja información de usuarios a través de cualquier servicio digital. Además, con la reciente aprobación del Reglamento Europeo en Protección de Datos, la normativa se vuelve mucho más restrictiva.

Tener una página web es muy común hoy en día. Casi cualquier empresa que ofrece productos o servicios cuenta con un portal online, a través del que se da a conocer. Esto ha obligado a las administraciones a establecer algunos requisitos indispensables para garantizar la privacidad de los usuarios que acceden a dichas páginas.

Adaptar una página web a la LOPD puede resultar una labor tediosa, pero es necesaria si se quieren evitar las sanciones que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) puede establecer. Por ello, a veces es conveniente contratar a profesionales externos que realicen la adaptación de forma segura. En este sentido, el software de TecnoLOPD es una solución económica, fiable y rápida para la adaptación y mantenimiento de cualquier medio a la LOPD.

La finalidad de la adaptación de la página online a la LOPD

El fin último a la hora de adaptar una web a la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal es, como su propio nombre indica, la protección de los datos de los usuarios. Estos datos se basan en información personal, que puede servir a la empresa a la hora de hacer sus ventas u ofrecer sus productos o servicios mediante comunicaciones electrónicas de diversa índole.

La simple recogida del correo electrónico de los usuarios, muy habitual en los formularios de suscripción, requiere que se tomen las medidas oportunas para salvaguardar toda la información de todo aquel que accede a la página web. Obviamente, si el portal online es un ecommerce, que realiza ventas a través de Internet, el nivel de protección debe de ser mucho más elevado. Hay que tener en cuenta que, en este tipo de negocios, se realizan transacciones económicas y esto conlleva unas obligaciones por parte del propietario de la página. Por ello, cualquier tienda online está obligada a prestar especial atención a la adaptación de su negocio a la LOPD, protegiendo siempre los datos de sus clientes de la forma más exhaustiva posible.

Todos los datos que se recogen de los usuarios deben de ser debidamente archivados en los ficheros oportunos que, obviamente, serán comunicados a la AEPD de forma óptima. Además, la página web tendrá la obligación de seguir toda la normativa vigente en cuanto a tratamiento de datos y, por supuesto, debe de informar y avisar al usuario de que su información se está almacenando con el fin concreto que tengan. Por ende, es importante que se informe correctamente de los derechos ARCO, es decir, los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición.

En el próximo artículo explicaremos detalladamente los pasos a seguir para adaptar una página web a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

*Aviso legal: este artículo es propiedad en exclusiva de TecnoLOPD. No está permitida su reproducción total o parcial sin el consentimiento previo del propietario.

By | noviembre 18th, 2016|General, Noticias LOPD|1 Comment

Polémica frente a la venta de bases de datos de clientes

El pasado mes de julio, el touroperador británico Low Cost Travel Group quebró irremediablemente, dejando a miles de usuarios afectados. Más de 120.000 viajeros que habían escogido esta agencia de viajes para emprender sus vacaciones se encontraron con reservas que no podían ser asumidas, debido a que la agencia no pudo hacer frente a los pagos de las mismas.

Con un proceso de quiebra drástico, los administradores concursales han tenido que buscar soluciones para poder hacer frente a los miles de acreedores que se han quedado sin cobrar. Por ello, buscaron opciones para vender sus activos. El problema es que no cuentan con muchos que sean vendibles. A finales de septiembre la noticia más destacable era que la Ley Orgánica de Protección de Datos española les impedía vender sus bases de datos de clientes a otros touroperadores.

Los administradores de Low Cost Travel Group achacan esto a las amplias restricciones de una ley, que impide estas prácticas, poco éticas para la Agencia de Protección de Datos. Hay que tener en cuenta que dicha agencia de viajes operaba mayoritariamente en Baleares, por lo que gran parte de los clientes de sus bases de datos estaban en España. Este hecho les obliga a acogerse a la LOPD, con el fin de evitar sanciones por parte de la AEPD.

El caso de Low Cost Travel Group volvió a abrir la polémica sobre la venta de bases de datos de clientes y este tipo de prácticas. No obstante, navegando por Internet podemos ser testigos de lo habitual que resulta encontrar empresas que venden bases de datos de e-mails. Pero, es importantísimo tener claro que esto no es para nada legal.

La venta de bases de datos de clientes: un negocio opaco

En primer lugar, es importante tener clara cuál es la procedencia de esas bases de datos de e-mails que se ofrecen a diestro y siniestro a través de La Red. ¿Cómo se han conseguido esos correos?, ¿Los usuarios han dado su consentimiento? Pese a que las respuestas garanticen que todo se ha llevado a cabo siguiendo las normas estrictas que establece la LOPD, nunca podrán ser traspasadas o vendidas a otras empresas.

Nuestro consejo es que jamás se compre una base de datos de clientes. Esta es la única forma de evitar las sanciones de la Agencia Española de Protección de Datos. Si un único cliente denuncia el hecho ante la AEPD, el expediente sancionador se abrirá y al comprobar la procedencia de los datos, la sanción estará garantizada.

Para llevar a cabo campañas de email marketing es esencial contar con el consentimiento expreso del cliente en cuestión. Además, este debe de estar perfectamente informado del uso y tratamiento que se dará a sus datos. Como cabe esperar, si has obtenido un consentimiento para enviar ofertas de tu negocio de frutas y verduras, nunca podrás enviar un correo desde una empresa de coches a ese cliente.

Vulnerar la normativa que establece la Ley Orgánica de Protección de Datos conlleva sanciones importantes. Por lo tanto, la única forma de contar con una base de datos de clientes legal es apostando por crearla en el entorno apropiado. Para ello, es esencial que el usuario de su consentimiento y esté perfectamente informado de sus derechos y obligaciones, según dictamina la LOPD. Estas bases de datos deben de estar registradas ante la AEPD.

 

*Aviso legal: este artículo es propiedad en exclusiva de TecnoLOPD. No está permitida su reproducción total o parcial sin el consentimiento previo del propietario.

By | noviembre 11th, 2016|General, Noticias LOPD|0 Comments

Primer código de conducta de empresas online para la protección de datos

La entrada en vigor del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos de Carácter Personal ya está dejando las primeras reacciones para garantizar su cumplimiento. Si bien es cierto que la obligatoriedad de su cumplimiento no se hará efectiva hasta dentro de unos meses, ya podemos hablar del primer código de conducta de empresas que proveen de servicios en la nube para satisfacer el nuevo marco europeo.

Fue el pasado mes de septiembre cuando CISPE (Cloud Infrastructure Services Provides in Europe) mostró a la opinión pública este código de conducta en materia de protección de datos, al que se han acogido ya veinte de las empresas que forman esta asociación. El compromiso que adquieren dichas empresas es el de no utilizar los datos de sus clientes con fines lucrativos, ni crear perfiles con ellos. Es decir, se comprometen a no comercializar dichos datos de ninguna manera para obtener réditos propios.

El Reglamento europeo de Protección de Datos deja claro que el usuario siempre será el propietario final de su información personal. O sea, él será el que tenga la decisión última sobre qué se puede hacer y qué no se puede hacer con sus datos personales. Además, esta nueva norma es especialmente sensible con los datos que se aportan a través de Internet. De ahí que este código de conducta sea un paso en firme muy importante para su cumplimiento.

Claves del código de conducta de Protección de Datos

Anticipándose al obligado cumplimiento del reglamento europeo, CISPE posibilita un entorno seguro para los datos personales. De esta forma, los clientes de cada empresa podrán procesar sus datos y exigir que se almacenen exclusivamente en servidores ubicados en países de la Unión Europea. Obviamente, esto supone una garantía de protección, ya que tendrán que someterse al marco europeo en todo momento.

Las empresas que ofrecen infraestructuras en la nube aseguran que no desean tener acceso a los datos de sus clientes, por ello facilitarán en todo momento la ubicación de las instalaciones en las que se almacenan dicha información. Así el cliente tendrá constancia en todo momento de cuál es la normativa que se debe aplicar en el tratamiento de los datos de carácter personal.

No obstante, CISPE asegura que no depende únicamente de ellos el cumplimiento del nuevo reglamento, ya que son sus clientes los que, en última instancia, deben de garantizar el correcto uso de los datos personales que se facilitan online.

Por ello, las redes sociales, aplicaciones o empresas que usan estos servicios en la nube tendrán que comprometerse para evitar alejarse de las bases de protección que establece el nuevo marco. Lo que sí pueden asegurar estas empresas es que la infraestructura que se pone al servicio del cliente es completamente segura y está óptimamente adecuada a lo que establece el reglamento europeo. Sin duda, este nuevo código de conducta de protección de datos es solo una de las primeras reacciones ante la nueva situación legal.

By | noviembre 7th, 2016|General, Noticias LOPD|0 Comments

Evaluación de Impacto en Protección de Datos II: Fases

En la primera entrega sobre la Evaluación de Impacto en Protección de Datos (EIPD) nos dedicamos a definir el concepto y las claves básicas para llevarla a cabo. Hoy vamos a adentrarnos un poco más ante la obligatoriedad de establecer una EIPD adecuada para las empresas u organizaciones.

Las fases de la Evaluación de Impacto en Protección de Datos son varias. En primer lugar, hay que tener en cuenta qué aspectos debemos de tratar y cómo llegar hasta ellos. En el documento que la AEPD ha establecido para orientar a las empresas sobre esta EIPD se pueden leer todas las claves para crear una evaluación de impacto óptima. No obstante, aquí vamos a repasar los aspectos fundamentales.

Fases para la Evaluación de Impacto en Protección de Datos

  1. Análisis de la necesidad

En la entrega anterior sobre EIPD especificamos qué empresas u organizaciones deben acogerse a la Evaluación de Impacto en Protección de Datos. En esta fase inicial hay que realizar una pequeña reflexión para tener clara la necesidad de contar con una EIPD. En el caso de que el tratamiento de los datos no sea masivo o la empresa no necesite explotar los datos de terceros, es posible que la evaluación de impacto no deba de ser tan exhaustiva.

  1. Descripción del proyecto

En una segunda instancia es importante comprobar cuáles son los riesgos que podrán en jaque la privacidad de los datos de terceros. Aquí hay que estudiar bien los objetivos del negocio, quiénes serán actores implicados, qué categorías de datos se tratan, las tecnologías que se usan para ello y las comunicaciones con terceros, entre otros aspectos.

Una descripción detallada de los riesgos es fundamental para tener claros los aspectos que afectarán a la privacidad.

  1. Definir los riesgos

Con la información aportada en la fase anterior, es el momento de identificar claramente los riesgos en el tratamiento de los datos a los que se expone la empresa. Según el documento que presenta la AEPD, estos riesgos pueden ser de dos tipos:

–          Los que afectan a personas: riesgos que puedan vulnerar sus derechos.

–          Los que afectan a la empresa: aquellos que se derivan de no implementar una correcta política de protección de datos, en función de lo que dicta la legalidad vigente.

  1. Gestión de los riesgos

Tras identificar los riesgos, el paso siguiente para garantizar la correcta Evaluación de Impacto en Protección de Datos, será la gestión de los mismos. Para ello es imprescindible recurrir a consultas internas y externas con los actores implicados. Tras esto habrá que determinar qué tipos de controles y medidas se van a implementar.

  1. Analizar el cumplimiento de la norma

En esta fase de la EIPD hay que verificar que todo el contenido que se está desarrollando cumple debidamente con la legalidad. En este punto hay que tener en cuenta el sector para el que se está creando la evaluación de impacto, ya que es posible que los requisitos legales en cuanto al tratamiento de datos sean de mayor o menor nivel.

  1. Creación del informe final

En este informe hay que detallar debidamente los riesgos que se han encontrado, así como las recomendaciones para que su gestión y eliminación sea drástica. Este informe se debe enviar a la dirección de la empresa u organización. Además, la difusión, total o parcial, es importante.

  1. Implantar recomendaciones

Después de que la dirección de la empresa haya revisado completamente el informe elaborado, tendrá que tomar las medidas oportunas para su cumplimiento. Además, es fundamental que designe al responsable de la evaluación de impacto, para que garantice el cumplimiento de todo lo detallado en el informe final.

  1. Revisión constante

Tras todo el proceso de la Evaluación de Impacto, hay que analizar debidamente el resultado final. De esta forma se podrá comprobar la efectividad de todo el trabajo, así como si han aparecido riesgos nuevos. La actualización constante de dicha EIPD es fundamental para garantizar la protección de datos de terceros.

*Aviso legal: este artículo es propiedad en exclusiva de TecnoLOPD. No está permitida su reproducción total o parcial sin el consentimiento previo del propietario.

By | octubre 31st, 2016|General, Noticias LOPD|0 Comments

Evaluación de Impacto en Protección de Datos I: claves y concepto

Con la reciente aprobación del Nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, se han sumado algunas obligaciones que, hasta la fecha, no estaban contempladas en nuestra Ley Orgánica de Protección de datos. Una de estas novedades es la necesaria realización de una Evaluación de Impacto en Protección de Datos. Par explicar qué es esto y cómo debe de ponerse en práctica vamos a realizar una serie de artículos que nos faciliten las claves básicas para ello.

La propia Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha diseñado un manual, disponible online, para llevar a cabo una Evaluación de Impacto (EIPD) consensuada y acertada. La base de esta necesidad radica en los cambios a los que nos enfrentamos, con la alta participación de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana. Los datos de carácter personal alcanzan valores económicos nunca antes vistos y esto obliga a las empresas e instituciones a no salirse ni un ápice del marco legal establecido.

Definición de la Evaluación de Impacto en Protección de Datos

Para dejar claro qué es esto de la Evaluación de Impacto es interesante comenzar por definir el concepto. Según la propia AEPD, se trata de un análisis exhaustivo de los riesgos que puede aportar un servicio o producto en cuanto a la protección de datos personales de los usuarios. Pero la cosa no queda ahí, ya que además de analizar ese impacto es importante crear tips para una gestión óptima, que permitan identificar los riesgos y tomar las medidas oportunas para eliminarlos de raíz.

Una de las ventajas de realizar una EIPD radica en el ahorro económico. Obviamente, realizar la Evaluación de Impacto previa evitará tener que realizar un proceso tedioso sobre un negocio ya creado. Además, en el marco del nuevo Reglamento europeo de Protección de Datos esto es obligatorio, por lo que anticiparse puede evitar sanciones y multas por parte de la AEPD.

La obligación de realizar una EIPD

El artículo 35 del famoso Reglamento Europeo, de obligada aplicación en toda la UE, habla precisamente de esta obligación de realizar una Evaluación de Impacto en Protección de Datos personales. Pero, ¿quién está obligado a ello? Bien, pues cualquier empresa o negocio que cuente con un tratamiento de los datos que presenten un riesgo elevado en cuanto a derechos y libertades de las personas.

El responsable de tratamiento, en colaboración con el delegado de protección de datos, será el encargado de realizar esta EIPD y garantizar las gestiones oportunas para salvaguardar los datos personales. Además, uno de los puntos clave es la obligatoriedad de seguir un sistema de observación de forma constante, que garantice que los datos están debidamente protegidos.

El resultado final de la Evaluación de Impacto debe de ser un completo documento en el que se detallen todas las especificidades exigidas por el nuevo reglamento, que la AEPD apoya completamente. Este documento debe de distribuirse y publicitarse para que los usuarios tengan pleno conocimiento del tratamiento que se dará a sus datos personales.

 

*Aviso legal: este artículo es propiedad en exclusiva de TecnoLOPD. No está permitida su reproducción total o parcial sin el consentimiento previo del propietario.

By | octubre 17th, 2016|General, Noticias LOPD|2 Comments

El abandono de ficheros con datos personales: motivo de sanción

Hace unos días vio la luz una noticia que mucho tiene que ver con la destrucción de ficheros con datos de carácter personal. Concretamente, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), ha sancionado a Instituciones Penitenciarias por el abandono de ficheros con datos personales de los reclusos en una antigua cárcel de Huelva.

Esta cárcel se cerró en el año 2008 y hoy en día el edificio está en total estado de abandono. Al parecer, por el suelo de algunas de las estancias de la prisión se encontraron numerosos documentos con datos e informes sobre reclusos. La AEPD ha estipulado que se trata de una falta grave.

La investigación sobre este caso parte del pasado mes de febrero, cuando la Agencia decide actuar de oficio para solventar el asunto. Tras realizar las pesquisas pertinentes y comprobar la gravedad del asunto, se ha impuesto una sanción a Instituciones Penitenciarias para que no vuelva a suceder un hecho de estas características. No obstante, cabe destacar que la AEPD no impone sanción económica a las administraciones públicas. Por lo tanto, es meramente una llamada de atención.

Pese a que Instituciones Penitenciarias no esté obligada a hacer frente al pago de una multa económica, no ocurriría lo mismo si la sanción hubiera sido interpuesta a una empresa privada. Por lo tanto, nos parece importante y necesario resaltar la importancia de la destrucción de ficheros con datos personales antiguos.

La LOPD sobre la destrucción de ficheros

La Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal es clara frente a este punto. Todos los ficheros, de cualquier soporte, que contengan datos de personas deben de ser destruidos de forma eficaz. Es decir, resulta primordial que la información sea irrecuperable.

En este sentido, la LOPD establece diferentes tipos de ficheros, concretamente 6. Entre ellos destacan los documentos en papel, en soportes ópticos, soportes magnéticos o electrónicos.

En el caso de los documentos en papel, como los encontrados en la cárcel onubense, deben de ser perfectamente destruidos. Para ello, las trituradoras de papel son una buena herramienta. Aunque en caso de necesitar eliminar cantidades ingentes de documentos, recurrir a empresas específicas para ello es una buena solución. La quema de papeles nos parece una opción poco práctica y peligrosa, por lo que nosotros la desaconsejamos.

Si estamos ante CDs con datos, DVDs, discos duros, USBs, etc. Es importante realizar un borrado de información. No obstante, en el caso de que esto no sea posible, habrá que inutilizar los dispositivos. Un martillo es una buena herramienta para lograrlo.

El objetivo principal es evitar que un tercero pueda tener acceso a la información personal almacenada en cualquier tipo de soporte. Y, obviamente, evitar las posibles sanciones por parte de la Agencia Española de Protección de Datos.

By | octubre 10th, 2016|General, Noticias LOPD|0 Comments

Facebook, WhatsApp y el uso de nuestros datos

Las redes sociales forman parte de nuestra vida cotidiana y esto hace que las grandes compañías se afanen en buscar nuevas técnicas y métodos para sacar el máximo rendimiento que se puede dar a este tipo de servicios. En este sentido, desde que la gran red social, Facebook, se hizo con las acciones del sistema de mensajería instantánea más utilizado en el mundo, WhatsApp, las acciones y cambios sobre la privacidad no han dejado de sucederse.

El caso más reciente es el último cambio sobre las políticas de privacidad y términos de servicio que todos los usuarios de WhatsApp han tenido que aceptar para continuar disfrutando de la aplicación. Si bien es cierto que la compañía ofreció un plazo de treinta días a los usuarios para decir que “NO” a sus nuevas políticas, han sido muchísimos los clientes de este sistema los que han aceptado las nuevas bases sin conocer exactamente el uso que tendrán sus datos.

Lo que debes conocer sobre las nuevas políticas de privacidad de WhatsApp

A finales del pasado mes de agosto, WhatsApp anunció un cambio importante en sus términos de servicio. Lo que se pretende es lograr una colaboración más grande y estrecha con Facebook. Esto se consigue conectando el número de teléfono de cada usuario con la red social. Las explicaciones de la compañía de Zuckerberg pasan por asegurar que lo que se pretende es mejorar la experiencia de los usuarios a todos los niveles.

Uno de los objetivos principales de esta acción es que los usuarios de ambas aplicaciones puedan comunicarse activamente con marcas comerciales, además de con sus contactos habituales. Obviamente, para lograr esto ha sido necesario gestionar un importante cambio en las políticas de privacidad de la empresa.

Según Facebook, pese a que WhatsApp colabore de forma activa con la red social, los datos de los usuarios jamás se venderán ni serán compartidos con terceros, ni siquiera con el propio Facebook. El principal uso que se darán a estos datos tiene su explicación en las estadísticas que obtendrá la compañía de cara a ofrecer una experiencia personalizada. De esta forma, los anuncios que muestran a través de la red social serán mucho más acordes a las necesidades y gustos de cada cliente.

Por otra parte, cabe destacar que todos los mensajes que se difunden a través de WhatsApp cuentan con un sistema de cifrado, que evita que ningún tercero tenga acceso a ellos. Es decir, cada mensaje es totalmente confidencial.

Pese a todas las explicaciones de WhatsApp y Facebook, que aseguran que la confidencialidad de los datos personales de sus usuarios está totalmente garantizada, la Agencia Española de Protección de Datos está analizando todos los cambios en los términos de servicio de la aplicación de mensajería para conocer qué impacto tendrá esto sobre la seguridad y la privacidad.

By | septiembre 30th, 2016|General, Noticias LOPD|0 Comments

Datos a través de drones: ¿estamos protegidos?

Las nuevas tecnologías evolucionan a pasos agigantados. Esto hace que muchas de las leyes vigentes en materia de protección de datos hayan quedado totalmente obsoletas. De hecho, el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, se ha llevado a cabo para poder asumir todas las novedades digitales y tecnológicas. Este reglamento deroga la directiva europea del año 1955, que había quedado totalmente desfasada. No obstante, la nueva norma no cuenta con ningún apartado específico para los datos personales que pueden recabar los drones.

Los expertos en protección de datos aseguran que no es el momento de crear leyes más específicas, puesto que el nuevo reglamento europeo ya contempla diversas situaciones y los derechos y obligaciones que cada ciudadano tiene frente a los datos de carácter personal.

Datos captados por drones

Un dron es una aeronave de reducido tamaño, capaz de obtener todo tipo de datos. Vídeo, audio e imágenes pueden ser archivadas por estos pequeños aparatos, que son capaces de pasar desapercibidos ante el ojo humano. De hecho, lo que más preocupa a las autoridades y a los ciudadanos es esto. En muchas ocasiones, un dron puede estar actuando sin que nadie lo haya detectado y, obviamente, se estaría generando una intromisión en la intimidad y los derechos de aquellos que estén siendo grabados.

En España ya son casi 2.000 los drones registrados. Pero lo más importante es que estamos ante cifras que crecen de manera vertiginosa. Se espera que, en menos de cuatro años, las ventas de drones se cuadrupliquen. Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) aseguran que poder proteger los datos de los ciudadanos se ha convertido en una prioridad extrema.

En este sentido, desde las autoridades competentes en esta materia, se explica claramente que cualquier persona que pilote un dron a control remoto debe de informar de lo que está haciendo. Exactamente igual que en todo espacio, público o privado, en el que hay colocadas cámaras de seguridad es imprescindible informar al ciudadano de que sus imágenes están siendo tomadas y grabadas, los usuarios de drones deberían de hacer lo mismo.

El problema, en este sentido, recae en la forma en la que los responsables deben de informar a la ciudadanía. Por ello, la AEPD ha establecido la necesidad de hacerlo a través de vías como los carteles, las redes sociales o la entrega de folletos aclaratorios. Si el ciudadano ha sido debidamente informado, podrá ejercer sus derechos de acceso, cancelación u oposición, en el caso de que desee que sus datos sean eliminados de cualquier archivo que generen los drones.

Los organismos encargados de la protección de datos de carácter personal aseguran que es muy importante que los propios ciudadanos que sepan que se está realizando un uso fraudulento de estas aeronaves, lo pongan en conocimiento de las autoridades competentes. Según la Agencia Española de Protección de Datos, en poco más de un año se denunciaron 150 usuarios de drones, que no estaban cumpliendo con la normativa vigente en cuestiones de seguridad y protección de datos.

By | septiembre 23rd, 2016|General, Noticias LOPD|1 Comment