Las redes sociales forman parte de nuestra vida cotidiana y esto hace que las grandes compañías se afanen en buscar nuevas técnicas y métodos para sacar el máximo rendimiento que se puede dar a este tipo de servicios. En este sentido, desde que la gran red social, Facebook, se hizo con las acciones del sistema de mensajería instantánea más utilizado en el mundo, WhatsApp, las acciones y cambios sobre la privacidad no han dejado de sucederse.

El caso más reciente es el último cambio sobre las políticas de privacidad y términos de servicio que todos los usuarios de WhatsApp han tenido que aceptar para continuar disfrutando de la aplicación. Si bien es cierto que la compañía ofreció un plazo de treinta días a los usuarios para decir que “NO” a sus nuevas políticas, han sido muchísimos los clientes de este sistema los que han aceptado las nuevas bases sin conocer exactamente el uso que tendrán sus datos.

Lo que debes conocer sobre las nuevas políticas de privacidad de WhatsApp

A finales del pasado mes de agosto, WhatsApp anunció un cambio importante en sus términos de servicio. Lo que se pretende es lograr una colaboración más grande y estrecha con Facebook. Esto se consigue conectando el número de teléfono de cada usuario con la red social. Las explicaciones de la compañía de Zuckerberg pasan por asegurar que lo que se pretende es mejorar la experiencia de los usuarios a todos los niveles.

Uno de los objetivos principales de esta acción es que los usuarios de ambas aplicaciones puedan comunicarse activamente con marcas comerciales, además de con sus contactos habituales. Obviamente, para lograr esto ha sido necesario gestionar un importante cambio en las políticas de privacidad de la empresa.

Según Facebook, pese a que WhatsApp colabore de forma activa con la red social, los datos de los usuarios jamás se venderán ni serán compartidos con terceros, ni siquiera con el propio Facebook. El principal uso que se darán a estos datos tiene su explicación en las estadísticas que obtendrá la compañía de cara a ofrecer una experiencia personalizada. De esta forma, los anuncios que muestran a través de la red social serán mucho más acordes a las necesidades y gustos de cada cliente.

Por otra parte, cabe destacar que todos los mensajes que se difunden a través de WhatsApp cuentan con un sistema de cifrado, que evita que ningún tercero tenga acceso a ellos. Es decir, cada mensaje es totalmente confidencial.

Pese a todas las explicaciones de WhatsApp y Facebook, que aseguran que la confidencialidad de los datos personales de sus usuarios está totalmente garantizada, la Agencia Española de Protección de Datos está analizando todos los cambios en los términos de servicio de la aplicación de mensajería para conocer qué impacto tendrá esto sobre la seguridad y la privacidad.