Tanto el sector sanitario público como el privado están obligados a garantizar el cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Los datos que se manejan en estos sectores de actividad deben de estar supeditados a una protección de nivel alto, ya que se trata de información relevante que afecta de forma personal a los pacientes.

Según un informe emitido hace unos meses por la Agencia Española de Protección de Datos, las infracciones en el ámbito sanitario se han incrementado de forma extrema. Este informe analiza los resultados de todos los sectores durante el año 2015, en comparación con el ejercicio anterior. Y lo que se desvela es que, en la sanidad, se han incrementado las infracciones en más de un 230 por ciento. Si en el año 2014 hubo cuatro sanciones por infracciones, en el año 2015 esta cifra ha subido hasta diez casos.

Pese a todo esto, no se trata del sector que más incumplimientos de la LOPD alberga, ya que las telecomunicaciones ganan la batalla de forma histórica. También cabe destacar que estos otros sectores en los que los casos de infracciones son muy elevados, van reduciendo el número de faltas de forma notable. Según el informe de la AGPD, son los partidos políticos los que mejor cumplen con las normas establecidas en la Ley Orgánica de Protección de Datos, ya que no se ha abierto ningún procedimiento sancionador durante el pasado año.

Consecuencias de infringir la LOPD en sanidad

Además de que el sector sanitario alberga un amplio incremento de procedimientos infractores, también han aumentado las advertencias que emite la Agencia Española de Protección de Datos para apercibir ante cualquier tipo de infracción o violación de la LOPD. Asimismo, también se han visto incrementadas las consultas ante la Agencia para conocer mejor algunos entresijos de la Ley.

Las consecuencias más graves que conlleva el no respeto de la LOPD por parte del sector sanitario, o cualquier otro, es la posibilidad de tener que hacer frente a sanciones bastante elevadas. Al tratarse de datos de protección alta, las sanciones pueden ser mucho más importantes. Para evitarlas es primordial adecuar el centro de trabajo a la Ley.

Gran parte de las denuncias interpuestas ante la AGPD se basan en el acceso injustificado a las historias clínicas de algunos pacientes. Incumplir las medidas de seguridad puede conllevar un proceso declarativo de infracción grave.

En el sector privado, las sanciones también han aumentado de forma significativa, posicionando a la sanidad en la tasa sectorial más elevada de infracciones ante la LOPD. Durante el 2015 las infracciones en este ámbito han aumentado en más de un 260 por ciento, respecto al año anterior.

No obstante, la inscripción de ficheros de protección de datos en el sector sanitario privado también ha aumentado de forma notable durante el periodo estudiado. Esto, sin duda, es un importante paso de concienciación. Adecuar cualquier negocio a la LOPD es el primer paso para conseguir respetar la legalidad vigente en esta materia. Para ello, hay que seguir los pasos establecidos por la AGPD.